domingo, 27 de marzo de 2016

Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales

Texto y dirección: Denise Despeyroux.
Producción: Centro Dramático Nacional.
con Ester Bellver, Juan Ceacero, Cecilia Freire y Ascen López.
 
27 de marzo de 2016. Teatro María Guerrero (Sala de la Princesa), Madrid. 90’ aprox.


Luz quiere que Andrómeda la suplante en los encuentros familiares para que Aurora, su madre, no sufra por su muerte. Son dos hermanas gemelas que viven separadas y se quieren mucho. Pero que no comparten el aprecio de la madre. Luz vive lejos pero siempre lo tiene. Andrómeda nunca se va pero no lo consigue. En esta constelación familiar también están el primo Oliver y la tía Casandra. Oliver tiene una relación especial con Andrómeda y Casandra (o Marisa) la tiene con Aurora.

Nadie mejor que Denise Despeyroux para leer el mensaje de Anatoli Vassiliev en este Día Mundial del Teatro. Lo hace antes de que comience una función que tiene mucho que ver con La realidad, aquel extraordinario monólogo (que inauguró hace dos años y medio el off del Niemeyer) en el que Fernanda Orazi se desdoblaba para interpretar a esas dos gemelas siendo Andrómeda en Avilés y Luz en la India a través de una pantalla. Denise Despeyroux había pensado antes esta historia, pero se adelantó La realidad que fue estrenada en el Fringe madrileño de 2012. Las dos tienen mil capas y unos textos poderosísimos que aún crecen más con las magníficas interpretaciones de Fernanda Orazi y de Cecilia Freire en los papeles de las dos gemelas, de Juan Ceacero en el de ese primo afable que se entiende de maravilla con Andrómeda, de Ascen López en esa madre capaz de amar al director de El Corte Inglés pero no de percibir el amor de su hija y de Ester Bellver en el de esa tía que está de vuelta de todo tras sus experiencias con la Ayahuasca en la selva. En La realidad encuentro más hondura reflexiva en el texto. Quizá porque la presencié primero, quizá porque la traigo recién releída de camino a Madrid o quiza porque no deja de ser un soliloquio (aunque sea a dos voces). Pero en Los dramáticos orígenes de las galaxias espirales hay más ironía y más relieve teatral con momentos de inteligente comicidad como los de esa Andrómeda que se hace más presente cuando supuestamente está ausente. Las dos obras conforman un universo excepcional creado por esta singular dramaturga de la que he tenido la suerte de ver cuatro obras entre las que no soy capaz de decir cuál me gusta más. Al final de la representación, con el público más que cautivado en esta íntima Sala de la Princesa, tuvimos la suerte de poder seguir una hora más hablando con la directora y con los cuatro actores. Unos intérpretes que aún lo son más porque, además de encarnar magníficamente a esos singulares personajes, han demostrado una gran lucidez hermenéutica en este encuentro con el público al aportar mil matices sobre la forma en que prepararon su relación con ellos. A la salida felicité a Denise y le recordé que en Avilés siempre será bien recibida. Ella me dijo que Antonio Ripoll sigue con ganas de llevar al Niemeyer esa joya de teatro en 3D que es Carne viva. Ojalá que pronto lo consiga.

sábado, 26 de marzo de 2016

Muñeca de porcelana

de David Mamet. Versión: Bernabé Rico. Dirección: Juan Carlos Rubio.
Una coproducción de TalyCual y Bravo Teatro.
con José Sacristán y Javier Godino.
 
26 de marzo de 2016. Matadero (Sala Fernando Arrabal), Madrid. 80’ aprox.


Un potentado americano ha decidido jubilarse y dedicar todo su tiempo a disfrutar de la vida con su joven novia. Ella lo espera en Toronto desde donde saldrán hacia Londres en el lujoso avión que él acaba de comprarle. Mientras ultima algunos detalles con su ayudante surgen problemas con la entrega del avión y con algunos políticos. Al final lo dejará todo, pero de forma muy distinta a como tenía previsto.

José Sacristán está rotundo en un personaje que me recuerda a aquel temible tiburón financiero que interpretaba Jemery Irons en Margin Call, la magnífica película de J. C. Chandor. Asistimos en tiempo real a un diálogo asimétrico con su joven ayudante. Y también con otros personajes que no vemos ni oímos pero que parecen estar ahí mismo porque pocas veces unas conversaciones telefónicas han sido tan intensas en un escenario. La puesta en escena es sencilla y elegante (apenas dos hombres conversando delante de un muro gris que es también un armario). El texto de David Mamet, vibrante e intencionado, nos muestra la forma en que vive su poder alguien que está a punto de renunciar a él para dedicarse por entero a la buena vida. Y nos presenta también lo atrapado que puede estar un depredador como él por la red de influencias y odios que ha ido generando en ese mundo rapaz del capital y la política. Es una obra que no pierde interés ni un segundo. Por el texto de Mamet y por la fuerza de un José Sacristán al que da buena réplica Javier Godino en ese personaje dócil que al final no quiere serlo tanto.
 

viernes, 18 de marzo de 2016

Pánico

de Mika Myllyaho. Versión: Fernando J. López. Dirección: Quino Falero.
Una coproducción de Coart+e y Dos Palmas Producciones.
con Guillermo Ortega, Felipe Andrés y Mon Ceballos.

 
18 de marzo de 2016. Teatro Palacio Valdés, Avilés. 90’ aprox. Estreno absoluto.


Un tipo inseguro pasa una semana en casa de un amigo. Allí reflexiona sobre su vida por encargo de su mujer. El amigo nunca sale de casa y tiene un hermano televisivo de vida acelerada. La reflexión será contagiosa y los tres entrarán en pánico al tomar conciencia de los problemas que acechan a la masculinidad treintañera.

"La comedia que ha arrasado en medio mundo" (lo pone en el cartel). "De esas comedias con las que te ríes y reflexionas" (lo escribe el director en el programa de mano). Los tres actores, perfectamente conjuntados en este estreno, no escatiman resortes para provocar la risa del público. Seguramente por eso no consiguen la mía. Así que me paso hora y media reflexionando. Pero sobre mis cosas, no sobre lo que pasa en el escenario.

sábado, 12 de marzo de 2016

Los buitres

de Carles Harillo Magnet.
una producción de Ojos de Sapo.
con Mario Zorrilla, Carmen Mayordomo, Xabier Murua y Josi Cortés.

12 de marzo de 2016. Centro Niemeyer (foyeur superior del auditorio), Avilés. 80’ aprox. Ciclo Off-Niemeyer.


Un matrimonio se odia y lo dice. Su angustiosa intimidad se revela aún más tóxica con la visita de un tercero en discordia. Es un médico que llegó a serlo por cederle la novia al hombre que supuestamente le ayudó. Los tres (y esa criada casi esclava que primero se despide y luego pide perdón) muestran que algunos afectos domésticos son propios de carroñeros.

De La Pensión de las Pulgas nos llega esta obra asfixiante sobre la mezquindad matrimonial. La añeja proximidad que este tipo de espectáculos (tan íntimos y superlativos) consiguen en la calle Huertas alcanza una dimensión casi intemporal en los rincones de este versátil templo de todas las culturas que es el Niemeyer. Vemos Los buitres en la segunda planta del auditorio y en la segunda función de la tarde. Y disfrutamos con unas interpretaciones poderosísimas que no pueden estar mejor conjuntadas en este trío teatral que realmente mete miedo: los personajes por su dureza y los actores por su calidad. Así que ha sido otra noche magnífica en este Off del Niemeyer con el que tanto disfrutamos en este hermoso lugar.

viernes, 11 de marzo de 2016

Mucho ha llovido

de Pachi Poncela. Dramaturgia y dirección: Borja Roces.
Producción de Factoría Norte.
con Ana Morán, Borja Roces, Félix Corcuera, Jorge Domínguez y Daniel López.

11 de marzo de 2016. Teatro Palacio Valdés, Avilés. 70’ aprox. Ciclo "Hecho en Asturias".


Tras el diluvio una pareja de ancianos custodian reliquias memorables de una ciudad. Y reciben visitas de gentes que fueron notables en ese territorio sin presente que desde el futuro sueña con reconstruir su pasado.

Las máscaras son magníficas. De hecho, solo me resultan antipáticos los dos personajes ancianos que no las llevan. La idea también es muy sugerente y el texto tiene momentos poderosos. Nada tengo que reprochar a unos actores polivalentes entre los que destaca un Félix Corcuera que demuestra que lo suyo no es solo la comedia. Pero enseguida me doy cuenta de que quiero que escampe cuanto antes porque este teatro no me empapa. Al salir pienso en lo grandes que son autores y directores como Alfredo Sanzol, Juan Mayorga, Claudio Tolcachir, Pablo Messiez o Denisse Despeyroux. Lo que ellos hacen parece fácil, pero no lo es.